Boletín electrónico del mutualismo y la economía social

    17/12/2015

    Un nuevo estudio sobre el Tercer Sector en España confirma su labor esencial con los colectivos vulnerables durante la crisis

    La Plataforma de ONG ha presentado el Estudio del Tercer Sector de Acción Social (TSAS), una fotografía de las entidades sociales que actúan en España, que describe cuantitativa y cualitativamente la composición y actividades de estas entidades, así como el efecto que la crisis económica ha tenido sobre ellas, según datos referidos al año 2013. La presentación del estudio tuvo lugar el pasado 27 de noviembre en Madrid.

    La publicación identifica un sector consolidado y constituido por organizaciones sociales que cuentan con muchos años de experiencia. Así, el 60% de las organizaciones tiene más de 20 años de actividad. A su vez, las personas que lo integran representan el 4,6% del volumen total de asalariados de la Encuesta de Población Activa (EPA). Un empleo muy cualificado, con mayoría de personas jóvenes y mujeres.

    También se confirma con este estudio que durante la crisis ha aumentado el número de personas que colaboran con el Tercer Sector de manera altruista y solidaria, cifrándose actualmente en 1,3 millones las personas voluntarias, 400.000 más que en 2008.

    En cuanto a la forma de financiarse, se observa que la dependencia directa de las Administraciones Públicas, si bien sigue siendo muy elevada, cada vez es menor, y se estima que los ingresos totales del Tercer Sector representan el 1,51% del PIB nacional, equivalentes a los de otros sectores como la metalurgia, telecomunicaciones, consultoría informática o actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento.

    Las organizaciones han sabido reaccionar

    Juan Lara, presidente de la Plataforma de ONG de Acción Social (POAS) y vicepresidente de la Plataforma del Tercer Sector, ha llamando la atención sobre la respuesta del sector ante la crisis, ya que las entidades de acción social han tenido que realizar más actuaciones, coincidiendo con una época en la que los recursos han disminuido. Según Lara, aunque esta situación ha afectado al conjunto del sector, y en particular a entidades de pequeño y mediano tamaño, las organizaciones “han sabido reaccionar”, tal y como demuestra el estudio, que refleja que en 2013 se efectuaron 10,8 millones de acciones directas más que en 2010, con un 14% menos de ingresos.

    “La capacidad de respuesta de la gente ha sido espectacular”, ha afirmado Juan Lara. Durante el periodo de crisis se incrementó el número de personas asociadas a grandes y medianas organizaciones, “no sólo en su número, sino también en la media de las aportaciones”.

    http://www.plataformaong.org/ciudadaniaactiva/tercersector/