Boletín electrónico del mutualismo y la economía social

    17/12/2015

    El Consejo Europeo de Empleo aprueba un documento de promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social de la Unión Europea

    El Consejo Europeo de ministros de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO), reunido el pasado 7 de diciembre en Bruselas, aprobó un documento trascendental para el reconocimiento institucional y el apoyo de la Economía Social en la Unión Europea. En concreto, aprobó la resolución sobre ‘La promoción de la economía social como motor clave del desarrollo económico y social en Europa’, que entre otras cosas invita a los Estados Miembros y a la Comisión Europea a que “establezcan, apliquen y sigan desarrollando, según proceda, estrategias y programas europeos, nacionales, regionales y/o locales para reforzar la economía social, el emprendimiento social y la innovación social”.

    El texto cita entre sus fuentes el informe de CIRIEC de 2012 sobre ‘La economía social en la Unión Europea’. En él se explica que la economía social une una amplia y rica variedad de formas organizativas formadas en diversos contextos nacionales y de bienestar social, pero con valores, características y objetivos comunes, y combina actividades económicas sostenibles con un impacto social positivo, ajustando al mismo tiempo los bienes y servicios a las necesidades. Entre dichas formas organizativas figuran las cooperativas y mutualidades.

    Según el documento del Consejo de Europa, la economía social contribuye además al logro de varios objetivos clave de la UE: un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, empleo de alta calidad, cohesión social, innovación social, desarrollo local y regional, y protección del medio ambiente. También constituye una herramienta importante que contribuye a garantizar el bienestar de las personas. Y algo aún más relevante, la economía social es un sector que ha capeado la crisis económica mucho mejor que otros sectores y cada vez se reconoce más su papel a nivel europeo.

    La resolución recuerda también los numerosos documentos aprobados en los últimos años por distintas instituciones de la Unión Europea a favor de la economía social, el último de los cuales es la Hoja de ruta de la Presidencia luxemburguesa sobre la promoción de las empresas de economía social en Europa, que destaca la importancia de un ecosistema global para la economía social, haciendo especial hincapié en la necesidad de crear un ecosistema financiero adecuado.

    Mejorar visibilidad

    Entre las medidas que propone el Consejo de la Unión Europea figura, en primer lugar, mejorar la visibilidad de la economía social y del impacto que ésta tiene en la sociedad, para garantizar un conocimiento suficiente que ayude a la formulación de políticas públicas.

    Otras medidas que se proponen tienen que ver con la búsqueda de formas eficaces de implicar a la juventud en la economía social, como por ejemplo fomentando la inclusión de temas relativos al sector en los planes de estudio y en las actividades de todos los niveles de la educación.

    Marcos jurídicos sólidos y financiación

    En el marco del entorno normativo, el Consejo de Europea reconoce la importancia "de unos marcos jurídicos sólidos y globales a la hora de liberar el potencial de las empresas de economía social y aumentar al máximo posible su incidencia social positiva en cuanto a empleo y crecimiento".

    Y en el ámbito del acceso a la financiación se pide analizar qué instrumentos financieros son los más adecuados y fomentar su difusión a todos los niveles con el fin de establecer un “ecosistema financiero global” y permitir el desarrollo y el crecimiento de las empresas de economía social.

    El documento, por último, insta a la Comisión a que tenga en cuenta la economía social, la innovación social y las políticas de inversión social en el marco de la revisión de la estrategia Europa 2020; apoye el crecimiento de la economía social en Europa difundiendo las buenas prácticas, y fomente y apoye la economía social ante las autoridades nacionales y locales “en aquellos países en los que los índices de desempleo, y en especial de desempleo juvenil, femenino y de los grupos vulnerables, son elevados”.

    Descargar documento del Consejo de la Unión Europea